Guía para escribir el asunto de email perfecto

Portada » Guía para escribir el asunto de email perfecto

El email marketing es la herramienta de Marketing Digital que mejor ROI (Return On Investment por sus siglas en inglés) presenta. Esto unido a que es una forma de comunicación directa y personalizada con tus clientes la convierte, también, en una de las más empleadas por la gran mayoría de marcas y agencias.

Si nos has ido siguiendo a lo largo de este tiempo puede que ya cuentes con un blog corporativo en el que generas contenido de interés y, poco a poco, habrás conseguido crear una base de datos con leads cualificados. Perfecto, ya estás casi listo para empezar a enviar a esos suscriptores tus emails con contenido, promociones o información sobre tu marca.

Así es, hemos dicho «casi» porque, aunque tengas todo tu contenido preparado, hay un pequeño, –pero importante– escollo que debes superar antes de hacer ese envío y del que dependerá gran parte de su éxito: redactar el asunto perfecto para ese email.

 

El poder del asunto:
El 47% de los usuarios decide en base al asunto si abrir o no un email.
El 68% de los usuarios reporta un email como spam solo en base al asunto.
El 62% de los usuarios abre el email si el asunto está personalizado.

 

Puede parecerte que exageramos, que es solo una frase, pero no, el asunto de tu newsletter y de cualquier otro correo que envíes a tu base de datos es la carta de presentación de lo que contenta ese correo y al enganche que genere esta línea le deberás un buen pellizco de tu CTR. Del mismo modo que también podrás culparla a ella si la mayoría de tus envíos terminan en la papelera del receptor.

Pero como no queremos que tus correos terminen en la carpeta de trash –o al menos no antes de que tus clientes hayan disfrutado de su lectura– vamos a compartir contigo 3 pasos básicos para redactar el asunto de email perfecto:

 

1. Lo bueno si breve, dos veces bueno

Parece que esta frase se hubiera creado específicamente para definir los asuntos de email y es que, si hiciéramos un ranking que las mejores líneas de asunto, veríamos que tienen tres cosas en común: son cortas, concisas y no superan los 50 caracteres.

La mayoría de nosotros invertimos –muy– pocos segundos a escanear la bandeja de entrada de nuestro correo, leer las líneas de asunto y decidir en cuáles entramos para descubrir el resto de contenido y cuáles ignoramos y caen en el olvido.

Si quieres formar parte del primer grupo, pónselo fácil a tu lector. No le obligues a leer de más si con 5 palabras puede entender de qué va tu email. Eso sí, en el equilibrio está la virtud, y hacer líneas de asunto con 10 caracteres tampoco va a ayudarte.

 

*TIP: piensa una frase tipo titular de prensa, que enganche y que funcione como resumen de todo lo demás que contiene ese email. Una vez la tengas, dedica tiempo a reducirla sin perder ni su esencia ni su sentido.

 

2. Una imagen vale más que mil palabras

Vivimos en la era de la imagen e Instagram, los Gifs y los emoticonos son la prueba. Estos últimos los usamos a diario en nuestras conversaciones a través de las redes sociales y uno de ellos –😂, este concretamente– fue elegido en 2015 Palabra del año por el Diccionario Oxford. ¿Y es que por qué describir con varias palabras algo que podemos mostrar ocupando el espacio de un único carácter?

¡Cuidado! Eso no significa que todas tus campañas de email deban contener un emoticono en su línea de asunto.  De hecho, no deberías usarlos porque sí, su presencia debe estar justificada sustituyendo una palabra concreta o para identificar un concepto o marca. Tampoco abuses de los emoticonos o fulminarás su expresividad. Y, sobre todo, fíjate en tu target ¿es compatible con el uso de emojis?

 

*TIP: ¿No sabes si debes recurrir a los emojis? Haz un test A/B. La próxima vez que envíes tu email. Haz que el 50% de tus leads reciba el asunto con el emoticono incluido y el otro 50% sin él. Repite esta práctica en tus próximos envíos, así podrás comprobar si el emoticono está mejorando tu índice de apertura.

 

3. The one and only

Reconozcámoslo, todos queremos que nos hagan sentir únicos y especiales y los correos que recibimos a diario en nuestro correo electrónico no deberían ser una excepción. Pero, por si el componente emocional no es suficiente para convencerte de que personalices la línea de asunto de tu próximo email, te diremos que también hay un factor estadístico: los correos electrónicos con asuntos personalizables tienen un 26% más de probabilidades de ser abiertos.

Eso sí, para hacerlo bien necesitarás una base de datos de calidad y bien segmentada en la que, por lo menos, conozcas el nombre de pila de tu registro. A partir de ahí, podrás dirigirte de tú a tú al lector potencial.

 

*TIP: La personalización no tiene por qué quedarse en el asunto del mail. Puedes intentar conquistar a tu usuario personalizando la hora de envío en base a la información extrínseca que has obtenido de su comportamiento en base a todos los envíos anteriores del mismo modo que puedes crear un email ad hoc con contenido que sabes de antemano que es de su interés.

Artículos Recientes

Dejar un Comentario

CONTÁCTENOS

Para más información puede enviarnos un mensaje: